La Solana del Castell de Xàtiva

Historia

Uno de los poblados de mayor importancia en la Contestania y sin embargo la información que tenemos al respecto no es muy abundante. Un hecho a destacar es que era la única ciudad contestana en emitir moneda. Además los restos de la ermita de San Félix en Xàtiva cerca del castillo podrían estar asociados con el material de la solana, a lo que hay que añadir el material ibero encontrado entre las murallas islámica y borbónica que nos habla de una extensión de 6-20 has según momentos.

La tradición lo ha ubicado en el Castell menor donde hubo una continuidad desde el final del bronce hasta época romana, se localizaría en las vertientes de la cresta caliza, uniéndose las dos en una zona central. Es en la solana donde hemos visto que se encuentra el mayor registro, que nos hace pensar en la ubicación de Saitabi.

Hacia el siglo IV antes de Cristo, cuando ya existiría un poblamiento organizado, sedentario y comercial, emitía moneda propia. Los tejidos de lino, sus jinetes y caballos eran famosos en la antigüedad. Restos de esta época se han hallado en las dos vertientes del Castillo. Saiti, que así la llamaron sus pobladores, entró en contacto con Roma en el siglo III antes de Cristo y progresivamente fue romanizándose como vuelven a demostrar las monedas, que empezaron a adoptar la leyenda bilingüe para acabar realizando emisiones únicamente en latín.

Saiti funcionaría como un centro organizativo y político del área que domina.  Todo el territorio controlado por ésta estuvo rodeado de una serie de yacimientos en lugares estratégicos a una considerable altura que podían servir como espacio fronterizo entre las zonas controladas por Saiti y el Castell de Montesa. Saiti es el único en la comarca de la costera que continuó manteniendo un carácter defensivo.

A lo largo del siglo III-I a.C. los pequeños asentamientos satélite estructuran el territorio, localizados en espacios limitados por accidentes geográficos y explotaron territorios dependientes de poblados mayores que a su vez podían depender de un centro principal, Saiti que controlaría un amplio territorio. Se analiza la situación geográfica estratégica de Saiti, así como sus dimensiones y su sistema defensivo  que pudo ser clave en su preeminencia en el siglo III (preeminencia que se observa en las fuentes clásicas y los registros monetarios), sin embargo la falta de excavaciones arqueológicas y la problemática de sus relaciones con el mundo cartaginés primero y con el itálico después hacen que se precise de un estudio más profundo.

En el siglo II a.C. Saiti queda como el único centro comarcal, es el momento en que empezamos a ver como la comarca de la costera entra a formar parte de la cultura romana.

Por útlimo destacar que en la historia de la Saiti ibérica las fuentes clásicas juegan un papel importante junto con las monedas, aunque el yacimiento no esté en buen estado tenemos menciones del castillo de Xàtiva en Silio Itálico donde describe guerreros ibéricos que participan en el ejército cartaginés en la Segunda Guerra Púnica

Hos inter clara thoracis lucet micabat

Sedetana cohors, quan Sucro rigantibus undis

Atque altris CELSA mittebat Saetabis ARCE,

Saetabis et telas Arabum sprevisse superba,

Et Pelusiaco filum componere linum.

Mandonius populis domitorque insignis equorum

Imperitat caeso, et socio stant castra labore.

Entre aquellos relucían con clara luz las corazas de la cohort Sedetana que enviaba el Júcar, de olas regadoras, y la capital Saetabis, con su castillo, Saetabis, aquella que orgullosa de sus telas, desprecia las de los árabes y teje el lino como Pelusium. Mandoni y Ceso, domador de caballos, manda a estos pueblos y el campamento se mantiene en pie por el deseo de los dos aliados.

Accesibilidad

El yacimiento es público y visitable sin ningún problema,  de hecho no tiene vallado, debido a que está muy erosionado y hace relativamente poco que se viene excavando. Está planeado hacer una ruta arqueológica por Xàtiva que englobaría a éste. La puesta en valor del yacimiento y su inserción en el patrimonio arqueológico de la sociedad setabense y valenciana, se ve como un objetivo no muy lejano.

Para llegar a la solana debido a su ubicación se debe hacer andando a través de la sierra que conduce al castillo y se observa desde la ciudad, por sendas y caminos naturales hay algunas rutas  senderísticas que pasan por la senda de la solana del Castell.

Bibliografía

http://www.lasprovincias.es/valencia/20081023/costera/arqueologos-documentan-xativa-restos-20081023.html octubre 2011

http://www.elmundo.es/elmundo/2009/08/04/valencia/1249391133.html octubre 2011

Pascual Berlanga, Guillermo; García Borja, Pablo. El poblamiento en la comarca de la Costera desde el Neolítico hasta época romana. Yacimientos arqueológicos y vías de comunicación. Archivo de Prehistoria levantina vol. XXVIII. Valencia, 2010, p.301-325.

Ventura Conejero, Agustí. El Castell de Xàtiva. Ed. Matéu, 1998.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s